• Take Lisboa

Qué ver en Lisboa en 3 días


Mini vacaciones. ¿Qué ver en Lisboa en 3 días?

Es una ciudad relativamente pequeña, comparada con otras capitales europeas, aún así no siempre es fácil decidir qué ver en Lisboa en 3 días. Creada hace más de 2.000 años com Allis Ubbo, Lisboa es ciudad multifacética y multiétnica llena de vida y energía positiva. Aquí puedes encontrarte a ti mismo disfrutando de un cocktail en lo alto de una terraza ultramoderna, mientras disfruta de la vista de edificios con siglos de antigüedad. Por tanto, si quieres saber como aprovechar al máximo una visita de 3 días a Lisboa, te vamos a dar unas pistas, al estilo visita guiada, para que vayas con algo preparado. El equipo de guías locales de Take Lisboa ha creado un lista de actividades a realizar para disfrutar de todo lo que la ciudad ofrece. Por supuesto, estás más que invitado a realizar cualquiera de los tours que realizamos por Lisboa, o visitar nuestra página de Instagram (@takelisboa), donde posteamos diariamente fotos de nuestros paseos.


Organización de tu visita a Lisboa


Día 1. Turisteando en Lisboa

10 am. Empezamos el día con un buen desayuno. Si quieres emular nuestra forma de hacerlo, puedes dirigirte a la Cafetería/pastelería más cercana a tu alojamiento y pedir una tostada con mantequilla, un café con leche y un pastel de nata, inténtalo así: “uma torrada com manteiga, uma meia de leite e um pastel de nata, se faz favor”. Éste es el desayuno de los campeones antes de lanzarse a recorrer las 7 colinas de Lisboa.


12 p.m. Como te decíamos, Lisboa tiene 7 colinas, por tanto tienes que prepararte para un poco de caminada intensiva, también te propondremos otras alternativas más suaves. Comenzamos descendiendo la Avenida de la Libertad, donde encontrarás algunas de las tiendas más chic de la ciudad. Antes de llegar a la Plaza de los Restauradores, gira a la izquierda y dirígete hacia uno de nuestros tesoros escondidos, la Casa del Alentejo. Un maravilloso edificio de estilo árabe que tiene un pequeño patio interior donde podrás probar algunas tapas muy ricas, o como dicen aquí, “petiscos”.


3 p.m. Ahora pasamos por la Plaza de Don Pedro IV (el rey portugués que proclamó la independencia de Brasil), o Plaza de Rossio y, después de disfrutar de ella, entramos en la Iglesia de São Domingos. Prepárate para alucinar con una vista que parece sacada de una película de Tim Burton. La leyenda dice que está maldita desde la Masacre de los judíos en 1506. Continúa ahora hacia la Baixa de Lisboa, o Centro Histórico y disfruta de la magistral estructura arquitectónica creada por el Marqués de Pombal después del terremoto de 1755, merece la pena saber que hay una razón más allá de la estética en la construcción de todo el barrio. Con toda seguridad verás un gran número de turistas en la base del Elevador de Santa Justa, no te unas a ellos, no es necesario. En nuestro Free Tour Centro de Lisboa te explicamos el porqué.


Después de una merecida pausa para recuperar el aliento, llegamos a la Plaza del Comercio y comenzamos por visitar el histórico restaurante Martinho da Arcada. ¿Por qué es famoso un restaurante? Bien, aquí acostumbraba a pasar sus tardes el poeta lisboeta Fernando Pessoa. Aún hoy mantienen la mesa que él usaba para beber algo y escribir expuesta para su vista. No permiten que los clientes la usen.



Entra ahora en la plaza y dirige la mirada al Arco de la Rua Augusta, sus esculturas están llenas de historia y simbología. En la parte superior tenemos la representación de la Gloria coronando al Genio Supremo y al valor, simbolizado el primero por una mujer, y el segundo por un hombre. Un nivel más abajo tenemos las estatuas de Viriato, Vasco de Gama, Nuno Álvares Pereira y el Marqués de Pombal.

Pasamos la estatua de Don José I y llegamos al Muelle de las Columnas, aquí volvemos la vista atrás y observamos la plaza, con el Castillo de San Jorge, si el día acompaña (que es lo normal), el contraste de colores será digno de admirar. Continuamos ahora dejando el río a nuestra izquierda, esperando que se nos vaya abriendo el apetito.


6 p.m. Después de caminar alrededor de un kilómetro, llegarás al Mercado de la Ribera Time Out, donde encontrarás docenas de pequeños restaurantes que harán las delicias de los más “foodies” y te permitirán disfrutar de la Cocina Portuguesa.


10 p.m. Si, como puedes imaginar a los “alfacinhas” (lisboetas) les encanta la vida nocturna y casualmente ahora te encuentras en uno de los puntos más concurridos cuando se va el sol, Cais do Sodré. Aquí hay un bar para cada gusto, pero te recomendamos entrar en la Pensión del Amor, uno de los lugares más de moda de Lisboa.


Día 2. Mucho por ver en Lisboa aún.

8 a.m. El tranvía nº 28 es una de las actividades imprescindibles. De cualquier manera, hoy en día está tan masificado que por eso te recomendamos cogerlo tan temprano, y en dirección a Graça. Allí se encuentran dos de los mejores miradores de Lisboa. Uno está cerca de la parada del tranvía, al lado de la Iglesia y Convento de Graça ¿adivináis su nombre, verdad? Unos cientos de metros más adelante y, un poco, más arriba, encontraréis el Mirador de Nuestra Señora del Monte, los dos son visitas obligatorias.


10 a.m. Con suerte (o planificación) hoy es martes o sábado, por tanto es el momento de ir a la Feira da Ladra, el mercadillo más famoso de Lisboa, donde docenas de vendedores locales te ofrecerán todo lo imaginable, desde comics o antiguos discos de vinilo, hasta muebles de coleccionista. Sin salir de la Feira, podréis ver el mural de arte urbano que rodea el Parque de Clara Clara, no os lo perdáis. Y, sin salir de aquí, acércate al Panteón Nacional y sube a la azotea, allí disfrutará de otra maravillosa vista de la ciudad.


12 a.m. Dirígete ahora hacia Alfama y pierdete en uno de los barrios más antiguos de Portugal, donde se respira Fado en cada rincón. Si, por otro lado, no eres de los que les gusta perderse, por supuesto puedes reservar nuestro Free Tour Alfama y Mouraria. En la plaza de San Miguel, al lado de la iglesia con el mismo nombre, hay un pequeño edificio rosa, en él se encuentra un restaurante llamado Santo Antonio de Alfama, te recomendamos sus “petiscos”. Permítete relajarte un poco, todavía te queda mucho por ver en Lisboa y solo tienes 3 días.


3 p.m. Ve ahora hacia la Sé, la Catedral de Lisboa, construida originariamente en el siglo XII, sobre una mezquita. Una vez dentro, en el lado izquierdo verás un pequeño trapo rojo. Tócalo, se supone que te dará buena suerte en el amor.


Ahora algo un poco más moderno, al lado de la plaza del Correo Mayor, podemos admirar el arte urbano de Nuno Saraiva, que nos recuerda como hace un siglo eran jinetes a caballo quienes repartían el correo. Subimos ahora un poco más para llegar a otro punto con una gran vista en Lisboa, el Mercado do Chão do Loureiro, allí elige una de las terrazas y siéntate a disfrutar de una copa de vino portugués.


6 p.m. Descendemos ahora hacia la Mouraria, para algunos, el lugar donde nació el Fado. Aquí, al igual que en Alfama, las calles son estrechas y laberínticas, pero intenta llegar hasta el Beco das Farinhas (Callejón de las harinas) donde encontrarás un Galería de arte al aire libre bastante peculiar. Son retratos de habitantes de la zona, realizados por la fotógrafa británica Camilla Watson, en un proyecto para inmortalizar el alma de la Mouraria. Después ve al Largo dos Trigueiros (Plaza de los Trigales) y aprovecha para probar la cocina local en el restaurante O Trigueirinho.


9 p.m. Continuamos la bajada hasta Martim Moniz, donde seremos testigos de la verdadera multiracialidad de Lisboa. Allí pregunta por el Topo, la terraza de un bar muy chic en la parte alta de un centro comercial. La vista desde allí quita el aliento. Y podrás disfrutarla con un cocktail en la mano.


Día 3. Nuestro último día en Lisboa

8 a.m. Es el momento de descubrir como los portugueses crearon la Economía Global, ¿no estabas a la espera de esto, verdad? Así que desayuna algo rápido y coge el tranvía nº 15 en dirección a Belém o, si lo prefieres, un rato más tarde, únete al grupo que sale desde allí en nuestro Free Tour de Belém. Lo primero, cuando llegues, entra a la pastelería de los Pasteles de Belém y prueba su Pastel de Nata, creado por los monjes del monasterio hace siglos y, hoy, mundialmente conocido.


10 a.m. En Belém podemos ver dos monumentos Patrimonio de la Humanidad, el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém, entre ellos tienes el CCB, con una vasta colección de Arte Moderno y Contemporáneo en el Museo Berardo. Además del Monumento a los Descubrimientos.

.

12 a.m. 500 metros después de la Torre de Belém se encuentra la Fundação Champalimaud, reserva una mesa en el Café Darwin, te gustará.


3 p.m. Nos quedamos sin tiempo, así que mejor agarra un taxi y vuelve al Centro, a la Rua de São Paulo. Exactamente al Elevador da Bica allí sube al funicular más antiguo de Lisboa. Una vez arriba, mira la calle que acabas de subir, es de lo más pinturesca. Vamos ahora al Largo do Carmo y entramos en el museo Arqueológico de Carmo. Situado en la Iglesia do Carmo, principal testimonio del terremoto de 1755 y cuya ausencia de techo es, a la vez, intrigante y mística. A su derecha hay una pequeña calle, síguela hasta la parte de arriba del Elevador de Santa Justa… ¡sin haber esperado la cola!



6 p.m. Seguimos hacia el Largo do Chiado, donde está la famosa estatua de Fernando Pessoa, frente al Café A Brasileira. De allí ve al Mirador de Santa Catarina y entra al restaurante Madame Petisca que, como imaginas, basa su menú en tapas. Lo que no esperas es la vista que tiene.


9 p.m. Estamos casi en la confluencia entre Chiado y Barrio Alto, el barrio bohemio en el S. XVI, cuando era el más moderno y escondía miles de historias y secretos. Ahora, con más de 300 bares y restaurantes distribuidos en 34 calles, hay uno para cada gusto.


11 p.m. Últimos momentos en Lisboa, así que entrégate a su vida nocturna y acaba la visita por todo lo alto en el Lux Fragil, una de las discotecas más famosas de Lisboa, con zona de baile, bar y terraza al lado del río.


Y, al despertar, ya estarás en otra ciudad.

62 vistas
  • Take Lisboa TripAdvisor
  • Take Lisboa Facebook
  • Take Lisboa Instagram

Inicio

Sobre nosotros

Que és un free tour?

Galeria

Blog

takelisboa@takelisboa.com

00351 914 059 080

Nota: La participación en nuestros tours es estrictamente voluntaria. Take Lisboa y los guías no serán responsables en ningún caso por lesiones físicas o pérdida de objetos personales durante los tours. Take Lisboa se reserva el derecho de admisión a cualquier persona. Por favor, venga preparado para caminar y para las condiciones atmosféricas. Un adulto deberá acompañar a los niños menores de 13 años. Licencia 1399/2016.

© 2019 by Take Lisboa

Free tour en español
Rated 5/5 basado 1800 reseñas de Trip Advisor